Asociación de niños de Ucrania-Castellón

Asociación de niños de Ucrania-Castellón

Asociación de niños de Ucrania-Castellón - Asociación de niños de Ucrania-Castellón

Quienes Somos

¿Quiénes somos?

La asociación Niños de Ucrania-Castellón (ANIUK-CAS) es una asociación independiente no ligada a ningún grupo político o religioso.

ANIUK-CAS, con CIF G-12568911, domicilio social en Avda. Alcora, Cuadra Saboner, 1-3º-7ª, CP 12006 de Castellón, y domicilio a efectos de notificaciones en el apartado de correos nº 123 de Burriana, CP 12530, teléfonos 644218464 / 691685417 , e-mail aniukcas@yahoo.es, está inscrita con el número 3500 de la sección primera del registro provincial de Castellón, perteneciente al registro de asociaciones de la Generalitat Valenciana y está inscrita como ONG de Desarrollo adscrita a la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Actualmente está en proceso de inscripción en el Registro de Agentes de la Cooperación Internacional al Desarrollo de la Comunitat Valenciana.y en proceso de solicitud de declaración como asociación de utilidad pública.

Es una asociación no gubernamental, sin ánimo de lucro, cuyos socios son voluntarios. Nuestro ámbito es Castellón y provincia, es decir, solo pueden acoger personas o unidades familiares residentes en esta zona.

Trabajamos conjuntamente con el Servicio de Menores y Familia de la Administración Estatal de la Región de Kiev, en Ucrania, que desarrolla su trabajo en la zona IV de Chernóbil.

¿Cuando surgió la asociación?

Tras el desastre nuclear de Chernobil, fueron varios los países de todo el mundo que se interesaron por el acogimiento temporal de niños/as que vivían en las zonas próximas al desastre. Su objetivo era la mejora de su salud al salir de las condiciones en que vivían.
En España surgieron varias asociaciones a principios de los años 90, una de las cuales estaba en Valencia.
En Octubre de 2001, tres familias de esta asociación fundaron la Asociación de Niños de Ucrania en Castellón. En el verano de 2002 empezaron nuestras actividades trayendo 5 niños, número que fue incrementándose progresivamente hasta los 64 en 2008. A partir de ese momento, y por la crisis, las familias de acogida disminuyeron, pero aún así seguimos trabajando y durante este pasado verano de 2016 fueron 23 los menores acogidos por familias de Castellón.

Para el próximo verano de 2017 también está previsto que sean acogidos 23 menores, tres de los cuales vendrán a España por primera vez. Debe tenerse en cuenta que la pervivencia de nuestra asociación ha dado pie a que muchos de los menores inicialmente acogidos hayan superado la edad legal para participar en estos programas, que se establece en los 18 años. Ello no quiere decir que no mantengan relación con sus familias de acogida, pues algunos de ellos han elegido España como lugar de residencia con la ayuda de sus familias españolas.

Justificación de los Programas de Acogida

Numerosos estudios han puesto de manifiesto un aumento de las enfermedades relacionadas con la radiación. Podemos encontrar desórdenes del sistema nervioso y los órganos sensoriales, alteraciones en la circulación sanguínea, desórdenes en los órganos digestivos, alteraciones en la producción sanguínea, desórdenes en el sistema endocrino, diabetes, alteraciones congénitas en corazón y tumores malignos. El incremento de los casos de cáncer de tiroides ha aumentado con el paso del tiempo.

El suelo agrícola quedó contaminado por las precipitaciones radioactivas, (la leche, bayas, setas, muestran una alta concentración de radionucleidos). Los únicos alimentos limpios de radiación son los importados de terceros países.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud, entre otros muchos estudios, indica que la estancia de dos o más meses lejos de la zona afectada por las radiaciones influye de forma muy beneficiosa en la salud de los niños, evitando en gran medida la aparición de las enfermedades más habituales en estos casos y disminuyendo hasta en un 70% la concentración de radionuclidos en los organismos de los menores.

Por ello, el programa que desarrollamos tiene una duración de unos dos meses y medio en verano y, en su caso, unas cinco semanas en Navidad, a fin de conseguir los mejores resultados en la salud actual y futura de los menores, que vienen con edades comprendidas entre los 6 y 18 años.

La selección de los menores se realiza a través del Servicio de Menores y Familia de la Administración Estatal de la Región de Kiev, en Ucrania, que actúa en la zona contaminada, en los municipios de Irpin y Bucha y en la comarca de Belichi y Gostomel. Se tiene en cuenta para su selección no sólo motivos de salud, requisito aplicable a todos los que residen allí, sino también y principalmente, a su situación social y económica (familias desestructuradas, marginales, numerosas, huérfanos de padre y/o madre, etc.) y en todos los casos sin posibilidad de acceder por sus propios medios a una estancia fuera de su zona de residencia habitual. Dada la marginalidad de la gran mayoría de los niños, tanto económica como socialmente, las familias de acogida no sólo tienen la obligación de mantenerlos y cuidarlos, se les da asimismo apoyo moral, que agradecen más incluso que el económico o sanitario.

Durante su estancia en España pasan reconocimientos médico-pediátricos, oftalmológicos y odontológicos. La práctica totalidad de las familias acogedoras se preocupan y sufragan de sus propias economías diferentes gastos, como los bucales, que no cubre la seguridad social. También se satisfacen las carencias afectivas de los niños y se contribuye a mejorar sus necesidades básicas de vestido y aseo personal.

Las familias españolas tienen la obligación, -siempre que puedan y quieran-, del mantenimiento y hospedaje de los menores, que habitualmente repiten con la misma familia año tras año hasta cumplir los 18, momento en el que quedan fuera del programa por su mayoría de edad. Las familias de acogida además colaboran económicamente como socios, pero hay socios que no pueden acoger por lo que sólo colaboran económicamente.

Objetivos de la Asociación

La mejora en la salud física actual y futura de los menores acogidos en la provincia de Castellón, alejándolos durante un tiempo del alcance de la contaminación nuclear.

El objetivo general de mejora en la salud del menor se alcanza simplemente con su alejamiento durante dos meses y medio de su lugar habitual de residencia, pero también se previenen posibles alteraciones existentes mediante la realización de analíticas, revisiones odontológicas y oftalmológicas.

Por otra parte, como ya se ha indicado, son menores con una situación socioeconómica y afectiva precaria, por lo que también se busca mejorar su calidad de vida y su salud psíquica a través de la relación y establecimiento de lazos afectivos con las familias de acogida.

Igualmente, se fomenta la solidaridad y la socialización de los menores mediante el conocimiento de otras culturas y modos de vida y la realización de actividades de carácter lúdico en grupo y visitas a entidades públicas.

En concreto, estos objetivos de la Asociación se cumplen a través de las siguientes actividades:

  • Selección en Ucrania de los niños/as que van a ser acogidos.

  • Gestión de los documentos para el traslado.

  • Revisiones médicas, odontológicas y oftalmológicas.

  • Actividades lúdicas en grupo.

  • Seguimiento del grado de adaptación de los menores con sus familias acogedoras.

  • Solicitud de subvenciones y ayudas a cualquier entidad u organismo público o privado para el cumplimiento de las finalidades de la Asociación, a fin de minorar el gasto para las familias.

  • Participación en ferias o cualquier otro evento para dar a conocer nuestra Asociación, difundir sus actividades y atraer a nuevas familias acogedoras, a fin de ampliar la ayuda al mayor número de menores posible.

Metodología para alcanzar los objetivos y actividades propuestos.

Dada la experiencia de nuestra asociación, la consecución de los objetivos propuestos ya está protocolizada. La tramitación de la documentación necesaria para la llegada de los menores la realiza la Junta Ejecutiva adaptándose a la legislación vigente cada año, marcándose un calendario para presentar la documentación que permita tener todos los permisos con carácter previo a la fecha prevista para el viaje de los niños.

Se solicita una tarjeta SIP para cada menor a fin de que las familias acogedoras puedan llevarlos a su centro de salud correspondiente y les realicen las revisiones médicas pertinentes cubiertas por la Seguridad Social, el resto son cubiertas por las propias familias acogedoras.

Se solucionan los posibles conflictos que puedan surgir entre los menores y las familias acogedoras con la mediación de la monitora que los acompaña y los miembros de la Junta Ejecutiva. Asimismo, se mantiene durante todo el periodo un contacto regular con todos para comprobar la correcta integración del menor en la familia de acogida, principalmente en el caso de menores que vienen por primera vez o familias nuevas.

Descripción de cada actividad.

Antes de la llegada de los menores, la Asociación busca nuevas familias que deseen acoger a algún menor y realiza una selección de las mismas. Se tramitan todos los documentos necesarios para la venida de los niños ante las distintas administraciones implicadas (Subdelegación del Gobierno, Extranjería, Conselleria de Servicios Sociales, Ministerio de Exteriores, Embajada Española en Kiev, etc.). Se contratan los viajes (aviones y autobuses) así como los seguros de responsabilidad civil y de viaje. Se cobran las cuotas a los socios colaboradores y a los acogedores.

La Junta Ejecutiva se encarga de solicitar todas aquellas subvenciones y aportaciones particulares posibles para ayudar a las familias acogedoras a sufragar parte de los elevados costes que supone la llegada a España de los menores y se contacta con distintas administraciones o lugares de recreo para establecer un calendario de actividades a desarrollar durante su estancia en Castellón.

Durante la estancia de los menores en Castellón, como ya se ha indicado, éstos pasan reconocimientos médicos de distinto tipo y participan en la vida cotidiana de la familia acogedora y en las actividades programadas por la Junta Ejecutiva.

Recursos materiales y técnicos.

La asociación dispone de sede con el correspondiente material de oficina aunque por motivos económicos y organizativos el trabajo informático lo realiza cada miembro de la junta directiva en su domicilio. No hay más recursos materiales dignos de mención. Debe señalarse que la sede social de la Asociación es también el lugar de residencia de la monitora que acompaña a los menores durante su estancia en España.

El resto de los recursos materiales los aporta cada una de las familias acogedoras que se hacen cargo de todos los gastos de comida, alojamiento, vestido, ocio, gastos médicos no cubiertos por el seguro, etc. de los menores a su cargo, a los que tratan como a un miembro más de la familia.

Asimismo, cada familia acogedora aporta una cuota, establecida para el 2017 en 500 euros, para cubrir parte de los gastos derivados del billete de avión, autobús, seguros y otros necesarios para la llegada de los menores. Hay socios no acogedores que pagan una cuota anual de 30 euros para ayudar a sufragar los gastos de la asociación.

Teniendo en cuenta que el coste por menor asciende a 900 euros (aprox.), el resto se financia por la asociación mediante derramas o con fondos propios que se van agotando. Por ello, se intenta conseguir subvenciones que financien parte del programa, a fin de evitar a las familias que deban hacer un esfuerzo económico mayor y dejen de acoger por ser excesivo el coste que les supone.

Recursos Humanos:

Todos los implicados en nuestra asociación tienen carácter voluntario, tanto los miembros de la Junta Ejecutiva como las familias acogedoras. Esto quiere decir que todo el dinero que se ingresa se destina por completo al cumplimiento del proyecto en sus distintas vertientes (aviones, autobuses, seguros. alquiler sede social/residencia de la monitora, gastos bancarios, telefónicos, etc,), de tal modo que ningún miembro de la Asociación ni de la Junta Ejecutiva percibe gratificación o dieta alguna por el tiempo y los recursos empleados en la gestión de la actividad propia de la asociación. En realidad, son las familias acogedoras las que realizan la función más importante, incorporando al núcleo familiar al menor asignado durante su estancia en Castellón.

Por otra parte, la Junta Directiva la componen en la actualidad 9 mujeres y 1 hombre de un total de 10. Es decir, el 90% son mujeres, tanto acogedores como colaboradores. Ha sido renovada en la Asamblea General Extraordinaria celebrada el pasado 22 de noviembre de 2016, y su composición actual para un periodo de cinco años es la siguiente:

Presidenta: Inmaculada Ponz Artero.

Vicepresidenta: Laia Selma Cubillos.

Secretaria: Carmen Isach Panís.

Tesorera: Herminia Agut Tena.

Vocales: Amparo Seco Herrero.

Miguel Benages Vilar.

Mª Carmen Beltrán Sebastián.

María del Mar González Postigo.

Martina Tárrega Vilar.

Inmaculada López Martínez.

Seguimiento y evaluación del programa.

La única evaluación que se puede realizar en un proyecto como el que desarrolla nuestra asociación tiene que ver con el beneficio en salud de los menores acogidos y su disfrute de la estancia, y en este sentido, siempre queda plenamente realizado dado que a varios de los menores se les detectan problemas de salud para los que se les prescribe la medicación correspondiente que deben tomar también en su país de origen, de modo que se incremente su calidad y esperanza de vida.

Para comprobar el acoplamiento de las familias con los menores se aprovecha el momento en que se realizan actividades conjuntas, de modo que la monitora puede hablar tranquilamente con los niños y niñas para conocer su grado de satisfacción y las familias aprovechan para comunicar si existe algún tipo de problema de comportamiento de los menores a su cargo. También se realiza un seguimiento especial de aquellos menores que vienen a España por primera vez o han cambiado de familia de acogida, y se intenta superar, en su caso, las dificultades o problemas que puedan surgir.

Categoría: Conócenos